lunes, 26 de mayo de 2014

El equipo G

Los lectores del blog que fueron niños en los 80 y principios de los 90 estarán pensando: ¿No era el equipo A?

A todos nos gusta cuando sale bien un plan
En este caso la G viene de la palabra gamificación. Lo sé, lo sé, Fundeu recomienda el uso de ludificación a la hora de traducir el término inglés gamification, pero el sector en cuestión no lo usa y dado que el congreso anual se llama Gamification World Congress, lo suyo es emplear el término que sí se maneja.

El año pasado Esther Moreno y servidora trabajamos dentro de los cines Callao en la segunda edición de este congreso, fue una experiencia de lo más divertida y aprendimos un montón sobre el tema. Los organizadores quedaron contentos con nuestro trabajo y nos invitaron a ser de nuevo las intérpretes en la edición que se ha celebrado este año en Barcelona.

He titulado esta entrada Equipo G porque es lo que pasa cuando repites con un cliente en un evento de estas dimensiones, que te sientes parte del equipo. Puede parecer una tontería pero nosotros normalmente somos un elemento externo, un servicio adicional en un congreso, necesario pero completamente adicional y la organización no es más que el cliente. Poder sentirme parte del equipo ayuda, te motiva. Ya sabes que le gusta tu forma de trabajar y tú conoces mucho mejor el tema, lo que quieren y qué es lo que tienes que hacer. No es lo más habitual y por eso, cuando ocurre se valora mucho. Tengo la suerte de haber sido adoptada hace ya unos años por el fantástico equipo que organiza Photoespaña todas las primaveras y de verdad que se curra mejor en estos casos.

Pero vamos al tema, ¿qué novedades nos ha deparado el #GWC14? Pues mucho más de todo. Si en Madrid fue una locura llenar una sala de cine de gente con ganas de jugar y de aprender nuevas técnicas para fomentar la participación activa en el marketing, la educación y los recursos humanos, esta vez hemos tenido más de todo: más gente, más ponentes, más psicología, más astronautas, más neurología, más sorpresas y sobre todo, mucho más mar que en Madrid.

Nuestro fantástico centro de congresos
El primer día trabajamos durante los talleres, la parte más práctica y el primer ponente, Mario Herger, se ganó al público que quería saber más sobre cómo aplicar la gamificación al mundo de la empresa ofreciendo muñecos de los Angry Birds a los participantes más activos. Una pena que nosotras no podíamos optar a uno, porque los Angry Birds y Candy Crush fueron los juegos más mencionados con diferencia este año, seguidos por Minecraft y el clásico World of Warcraft.

Bart Briers: mejor ser un Angry Bird que Calimero

Mario Herger habló también de que es imposible motivar a un trabajador con juegos si no tiene cubiertos los elementos que realmente necesita y mencionó la importancia de la dignidad, la autonomía y libertad del trabajador.
La jornada de talleres fue entretenida desde cabina aunque contábamos con un elemento que distraía: las vistas.

Nos llegaban cantos de sirena

El segundo día fue el congreso puramente dicho, con más de 400 asistentes, en la sala grande y en unas cabinas de lujo.

Cabina a primera hora

Las luces de los laterales cambiaban de color para indicar a los más de 23 ponentes cuánto tiempo les quedaba: azul si todo iba bien, naranja si los minutos restantes eran escasos, rojo si tocaba dar las conclusiones y rojo intermitente si se estaban pasando del tiempo asignado. Algunos ponentes respetaron las luces como unos campeones, otros hicieron lo que hacen muchos al ver un semáforo en ámbar, ir más rápido y pasar de las luces. He propuesto que el año que viene nos dejen un látigo a una de las intérpretes y una vez lleguen a la luz roja, nos dejen salir a animar a los ponentes a cerrar el discurso. El látigo es solo porque queda bien con los cascos, no pretendemos mutilar, ni lisiar de forma permanente a nadie.

Se ve la cabina y el tiempo en el reloj abajo


Tener más de 23 ponentes requiere un buen trabajo de coordinación con tu compañera. Nos dividimos la agenda y acertamos de lleno, porque me tocaron las ponencias con referencias a cómics, películas de terror que se van a presentar en el Nocturna, Star Wars y los Pitufos.

La pena es que no me llevé la chapa que tengo en casa

Me acuerdo que mientras iba en el AVE leí en Twitter que el ponente, Carlos Guardiola, preguntaba si la gente entendería la referencia al ver esta imagen y le aseguré que al menos su intérprete sí. Así que cuando llegué a sala me reconoció y estuvimos hablando sobre Watchmen antes de la conferencia. Para que luego digan que las redes sociales no son útiles en el trabajo.

Que la gamificación te acompañe

Pero encontré otras chapas para llenar el vacío de la que olvidé en casa. Los chicos de Gamifik no se limitan únicamente a ofrecer soluciones de gamificación para la empresa, tal y como explicaron en su charla, ellos ya gamifican hasta el material de marketing que tienen y la mitad de la sala llevaba a Yoda o al caballero Jedi en la camiseta.

La fuerza era poderosa en la cabina

Victor Manrique demostró que hay ponentes españoles y muy jóvenes que saben hablar bien en público. Una ponencia bien estructurada y capaz de despertar a los muertos. No es tan fácil ser el primer ponente después de la comida. Me impresionó su energía y me he quedado con ganas de investigar el MOOC que ha impartido sobre gamificación.


Hablando de MOOC, no sé si os acordáis que el año pasado cuando hablé de este congreso os comenté que era una casualidad que había hecho el curso de gamificación de Coursera en febrero y en mayo estaba interpretando en el congreso internacional; bueno, pues este año he conocido al profesor Kevin Werbach, el que imparte ese curso en Coursera y en la universidad. Él mismo se considera un MOOCer (nuevo término que no tardará en darnos problemas en cabina). Tuve un momento fan en la cena antes del congreso en el que le pedí una foto entre pincho moruno y pincho moruno mientras le aseguraba que era una fan inofensiva y además sería su intérprete al día siguiente. Aceptó hacerse la foto y bromeó con el hecho de que estas fotos le venían bien, porque así la gente se daba cuenta de que sí tenía piernas y que era alto. Tengamos en cuenta que en Coursera se pasa todos los vídeos sentado, con la estantería que cambia de contenido detrás.

¡Es alto!
Otra ponente que quiero destacar es An Coppens y quiero dedicarle unas líneas por varios motivos:
- Fue la única mujer entre todos los ponentes. Hasta Kevin Werbach dijo que hacía falta invitar a más chicas a dar charlas, el sector cuenta con muchas.
- Su proyecto se basa en el valor de los recuerdos, asociar ciertas cosas con respuestas emocionales les da mayor fuerza. ¿Quién no se emociona al recordar un viaje especialmente bonito? ¿Quién no quiere participar en algo que le haga recordar cosas buenas?
- Consiguió levantar a toda la sala, móvil en alto, para que bailasen al ritmo de la canción Happy.

El público también quiere jugar

Fueron unas jornadas muy intensas, muy entretenidas y en las que nos hemos sentido parte integral de un equipo, en la cabina, en las salas y en las cenas.

No hemos pasado hambre

Estamos agotadas pero muy contentas con el trabajo realizado y solo podemos decir una cosa:

¡Nos vemos en el #GWC15!

martes, 20 de mayo de 2014

Los mejores blogs de traducción de 2014

Cosas que pasan en primavera en Madrid:

-Los días son más largos. Lo que está muy bien cuando sales de cabina después de 8 horas de intensa jornada y puedes volver a casa dando un paseo, evitando a las parejas enamoradas, el polen asesino y las tentaciones en forma de escaparate.

- Empieza la temporada de manga corta en la interpretación (tal y como comentaba un compañero hace poco en redes sociales) y por fin dejamos el abrigo en casa en lugar de en el suelo de esa cabina portátil enana en la que nos ha tocado trabajar, en la que por supuesto no había ni un mal gancho.

- Se acerca la fecha en la que lleno el blog de entradas sobre exposiciones de fotografía, ¿estáis listos para la sesión de este año? Os aviso que el tema de Photoespaña 2014 es la fotografía española, así os podéis ir preparando.

Ya no queda nada


- Se acaba la época de croissants a destajo en los descansos. La operación cuerpo bikini no es uno de mis puntos fuertes pero al menos hay que intentarlo.

Y...

-Se abre el turno de votación para elegir los mejores blogs de traducción e interpretación del año, así como las mejores cuentas de Facebook y Twitter del sector. Sé que este año no he publicado tanto como en el pasado, pero el trabajo me ha dejado el tiempo justo para comer, dormir y ducharme (esto último es fundamental si quieres que los compañeros te sigan saludando en cabina), pero el blog sigue su andadura, ya han pasado 4 años desde el día en el que decidí crearlo y aún queda mucho camino por recorrer.

Si os gusta el blog y lo que he publicado en la serie de Intérpretes por el mundo, vuestro voto significará mucho. Los lectores son parte fundamental del blog y está muy bien saber que hay alguien al otro lado (además de mi madre).

Vuestro apoyo es el mejor premio

Para votar basta con pinchar en el enlace, buscar el nombre del blog y darle a Vote: Los 100 mejores blogs de traducción e interpretación

jueves, 1 de mayo de 2014

Nuevos medios, nuevos retos

Lo normal cuando uno lleva varios años trabajando en lo mismo es que la tarea se vuelva más o menos repetitiva. Lo bueno de ser intérprete es que no te puedes aburrir, los temas cambian con cada proyecto y en ocasiones hasta el modo en el que se realiza la interpretación. Esto mantiene a raya a la monotonía pero también te obliga a no bajar la guardia y a estar siempre formándote, nunca lo sabes todo.

Recientemente he tenido la oportunidad de interpretar en la radio y en la televisión. Había trabajado antes como intérprete en una entrevista que tuvo lugar durante la emisión de un programa en directo, pero apenas duró una media hora. En cuanto a la radio, lo que había hecho principalmente habían sido entrevistas breves a algunos de los ponentes de las conferencias en las que he trabajado, que se grababan en la misma sala de conferencias, en los descansos del congreso bien con un equipo portátil o incluso utilizando los móviles para grabar las preguntas y respuestas.

Esta vez he podido entrar en la sala de grabación de un programa de radio semanal, Un Lugar Llamado Mundo, que se emite los sábados por la tarde en Europa FM y que se puede seguir también por internet y ver en su canal en Youtube. Soy la intérprete durante las entrevistas de Javier Limón a artistas extranjeros desde hace poco. La experiencia por el momento es muy interesante, me obliga a ser muy rápida a la hora de tomar decisiones, las entrevistas apenas duran unos 40 minutos y tengo que llevar el tema muy bien preparado de casa para evitar que me pillen en un renuncio como el nombre de ese compañero que abandonó el grupo, el nombre en España de esa serie para la que compuso una canción o ese festival al que siempre quiso ir pero no pudo. Además los micrófonos en la radio son aún más sensibles que los de cabina, lo captan todo y aunque el equipo de sonido es fantástico siempre es bueno tenerlo en cuenta para evitar ruidos de papel o carraspeos tontos que puedan ensuciar la interpretación. Si transmitir seguridad con la voz en cabina o en consecutiva es fundamental, no os quiero decir en este caso.

Aparte del reto que supone un medio nuevo, el poder interpretar a músicos es una oportunidad única, porque me permite romper un poco con la "rutina" de conferencias sobre temas médicos y empresariales para disfrutar de gente como el primer entrevistado con el que trabajé, Robert Kraft, el padre de las bandas sonoras de casi todas las series que me gustan, incluyendo la mítica Expediente X.

En la sala de espera se respira el buen ambiente

Por si os interesa saber más sobre la música que ha compuesto este hombre y cotillear mi trabajo en la radio, os dejo el enlace a la entrevista a Robert Kraft. No se escucha mi voz hasta pasado el minuto 3 pero la música seguro que os suena.



También podéis buscar entre los archivos del programa la entrevista a Rinôçérôse, de hace un par de semanas más o menos. Esa fue todo un reto porque los entrevistados hablaban en una mezcla constante de español, francés e inglés.

Como decía al principio de la entrada, ya había trabajado en televisión pero nunca antes había tenido la oportunidad de hacer algo tan divertido y a la vez tan exigente como una gala de premios en directo. He trabajado como intérprete en galas de premios en Madrid y he visto todas las ceremonias de premios de cine y música que he podido pero ha sido de lo más emocionante pasarme una noche en vela para interpretar en directo la gala MTV Movie Awards 2014 con un compañero de lujo: Alberto Cartier.

Alberto nos contó en una entrevista en septiembre de 2013 un poco sobre este tipo de galas y ahora que lo he vivido en primera persona, le doy completamente la razón.

En cabina a las dos de la madrugada

Cuando me ofrecieron el trabajo pensé primero en todas las cosas que iba a necesitar:
- Aprenderme absolutamente todas las películas nominadas, sus actores, directores, etc.
- Cotillear a todos los presentadores porque en las galas MTV siempre hacen comentarios sobre sus proyectos futuros.
- Prepararme para trabajar toda la noche. No soy una persona nocturna, no suelo trasnochar y pensé que me iba a superar el sueño. Al fin y al cabo al interpretar necesitas tener la cabeza muy despierta para tomar decisiones a toda velocidad.
- A diferencia de una interpretación simultánea normal, aquí yo iba a interpretar a todas las chicas y a la voz en off (porque el presentador era chico y mi compañero iba a tener más carga de trabajo). Por lo que me tocó hacer prácticas en casa para acostumbrarme. El trabajo no se divide por minutos como en una cabina tradicional, aquí no trabajas 30-40 minutos y luego descansas, aquí estás pendiente todo el rato, por si sale una chica o arranca la voz en off para anunciar la siguiente sección de la gala o el paso a anuncios.

La verdad es que después de practicar y estudiarme las fichas de las películas todo resultó más fácil de lo que podía parecer. Para mi fue un placer "tener" que estudiarme películas que he visto en el cine. ¿Quién me iba a decir que tendría en mis notas el título de la segunda entrega de Thor? Y además, pude cumplir con un deseo expuesto en este blog en una entrada en honor al día de los inocentes porque me dejaron decir el nombre de Michael Fassbender en la televisión.

Esto es lo bueno de ser la voz en off


No voy ni a comentar lo del apellido del señor Benedict

La gala va tan rápido (el tiempo es oro en televisión) pero es tan entretenido interpretarla que no te das cuenta de la hora. No tuve nada de sueño, es más, confieso que me dio pena cuando me di cuenta de que apenas quedaba media hora más de programa. No todos los días interpretas a Rita Ora animando a Zac Efron a que se quite la camisa para recibir un premio.

Take it off!


Ha sido una experiencia única y muy divertida. Como todo, la preparación es la clave y ayuda tener la suerte de contar con un compañero que confía en tu interpretación y con el que es fácil trabajar. La voz es fundamental para este tipo de trabajos, hay que saber modularla, vocalizar bien, cuidar la entonación y tratar de transmitir seguridad sin caer en un tono más propio de los documentales. Cada programa necesita un tipo de voz específico pero en general, la voz sigue siendo la herramienta de trabajo por excelencia de un intérprete.

Teníamos que tener cuidado porque todo se graba (no hay botón "mute") y a ratos la alfombra roja nos ponía a prueba, pero hemos aprendido muchas cosas sobre moda y los escotes corazón.

La alfombra roja es todo un reto