miércoles, 28 de marzo de 2012

Una tarde dedicada a la interpretación

El centro para el que trabajo como profesora de interpretación, Estudio Sampere, celebra esta año su aniversario. Cumple cuarenta años impartiendo clases de traducción e interpretación en Madrid. ¿Cómo lo celebra? De la mejor manera posible, con una serie de jornadas centradas en los temas que más nos gustan.


Podéis consultar el programa en la web: Jornadas de traducción e interpretación
Hay un poco de todo, Pablo Muñoz, autor de Algo más que traducir, hablará sobre la creatividad en la localización de videojuegos y se ocupará de motivar a todos, incluso al más pesimista. Sergio Calvo hablará sobre las herramientas de traducción asistida y el software libre.


Pero surge una pregunta, una que se repite muchas veces en conferencias y charlas sobre el sector: ¿van a hablar sobre interpretación?


Bootheando en Madrid
Por supuesto que vamos a hablar sobre mi tema favorito, es más, la encargada de hacerlo será Clara Guelbenzu, autora de Bootheando uno de los blogs más importantes sobre interpretación, que nos sirve a muchos de referencia y lugar de consulta. 
Es un placer contar con ella, porque es una profesional en activo, con experiencia y que además es un encanto en persona. Si estáis en Madrid no perdáis esta oportunidad de "desvirtualizar" a Clara.


Al inicio de la tarde, Clara dará una clase práctica sobre la interpretación simultánea móvil, es decir, cuando te toca hacer simultánea pero no hay cabina y tú te conviertes en un todo con el equipo o te sientan en una esquina, micrófono en mano.
Después, a las 18:00 arrancará una mesa redonda sobre la interpretación en la que contaremos con la presencia de otros compañeros de profesión que aportarán su punto de vista sobre la interpretación: intérprete en un organismo, intérprete autónomo, dsitintas especializaciones, intérprete y profesora, intérprete y traductora.


Ahora procedo a las presentaciones:


Clara Guelbenzu es intérprete de conferencias y traductora y desde 1992 forma parte de la plantilla de intérpretes de un organismo internacional (Ciheam). Trabaja principalmente en el ámbito científico. Es Licenciada en Filología inglesa y Máster en Gestión de Recursos Humanos; se ha formado y especializado en el campo de la traducción e interpretación a través de diversos cursos en la Universidad de Zaragoza, Salford y Heriot-Watt, pero sobre todo a fuerza de práctica.











Iván Álvarez de Lorenzana es intérprete de inglés-español de manera profesional desde el año 2006. Compagina esta actividad como profesional autónomo con la de director financiero en una pequeña empresa tecnológica. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, realizó el curso de intérprete en Estudio Sampere. Como intérprete, se ha especializado en temas económicos, empresariales, negociaciones, educativos, asuntos municipales, militares y relacionados con la seguridad. 
Iván ha trabajado en muchas cabinas conmigo y podéis leer su entrevista en el blog.







Laura Fernández Farhall trabaja como traductora e intérprete desde 2000. Desde 2008 trabaja como intérprete en presentaciones, ruedas de prensa y otros eventos relacionados con la promoción de películas y series de televisión con productoras internacionales y festivales de cine. Es Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Alfonso X El Sabio y tiene un Máster en Traducción Literaria de la Universidad de Essex. Ha traducido diversos libros de ficción, no ficción y material educativo.











Os dejo aquí el programa del viernes 13 y os animo a participar

Viernes 13 de abril

Interpretación simultánea y sus retos

16:00 a 18:00 - Clase práctica “Interpretación simultánea móvil: el intérprete sin cabina


Clara Guelbenzu, intérprete y autora del blog Bootheando

18:00 a 20:00 - Mesa redonda "La interpretación profesional

Clara Guelbenzu, intérprete y autora del blog Bootheando
Iván Álvarez de Lorenzana, intérprete profesional
Aida González del Álamo, traductora-intérprete profesional y profesora de interpretación
Laura Fernández Farhall, traductora-intérprete profesional y autora de Translating like a ninja



Lugar: Estudio Sampere. Calle lagasca 16, Madrid 
metro: Retiro (L2), Principe de Vergara (L2, L9)





jueves, 22 de marzo de 2012

Una intérprete en Salamanca (parte II)

Además de todo lo que ya he comentado en la primera parte de esta entrada, el proyecto de Salamanca me ha permitido acercarme a la facultad de traducción e interpretación de la USAL.


Soy salmantina pero el destino decidió que tenía que estudiar en otras ciudades y cuando me tocó empezar la universidad no estaba viviendo en Salamanca y trasladarme no era una opción. Pero he decir que ahora que he visto un poco de lo que se hace en esas aulas, me da rabia no haber cursado ahí la carrera. Además de ver la facultad, he podido hablar con algunos alumnos y ex-alumnos de la USAL sobre varios temas.
También es verdad que no pude ver las aulas de interpretación, cosa que me habría encantado, porque esos días se celebraban las fiestas de documentación y la facultad cerró el viernes. Pero durante los días que estuve trabajando en Salamanca tuve la oportunidad de acudir a dos reuniones informales de traductores-intérpretes, los #tratuicharros. No hay nada como compartir información y anécdotas con compañeros de profesión.

Además, pude desvirtualizar a parte del equipo que hace posible el programa Don de Lenguas, del que me declaro fan y que se puede escuchar desde internet: Don de Lenguas. Tienen cuenta en Twitter (@DonDeLenguas), página de Facebook y recomiendo mucho seguirles, porque suelen retrasmitir las conferencias relacionadas con el mundo de la traducción. Gracias a ellos pudimos seguir hace pocas semanas en Twitter y por vídeo streaming las ponencias del seminario de traducción jurídica (los vídeos aún están disponibles en #Usaltrans). Dado que estaba en Salamanca, me llamaron y me hicieron una entrevista que ya está disponible, son unos 20 minutos más o menos en los que cuento un poco lo que hago y el motivo por el que decidí iniciar el blog. Dejo aquí el enlace a la entrevista por si os apetece escucharla.

Ya conocía a Cristina Lozano (@Crislocrispis) porque vino al #Tratuimad de verano y ahora ya he puesto rostro a Alejandro González (@AlexGlezAmador), a Carlos Collantes (@CCollantesF) y a Pablo Pernetas (@PabloPernetas). De hecho, este último se ha convertido en un traductor famoso en Twitter gracias a su camiseta. Seguramente ya habréis visto algunas de las camisetas "de moda": la de los traductores en pijama y la de @deoptimogenere. Esta es una camiseta perfecta para los amantes del blog.


No sé si Pablo tiene blog pero desde luego a este paso tendrá que subastar la camiseta, sé de más de un compañero interesado en hacerse con una.

En línea con mis buenos propósitos del año, me ausentaré unos días pero regresaré con algunas sorpresas y espero poder compartirlas en el blog dentro de unos días. Seguiré el consejo de Curri Barceló y aprovecharé las horas de avión para preparar borradores de futuras entradas. Mientras tanto os dejo una pista en forma de fotografía.

Clara Guelbenzu, autora de Bootheando
Foto de Marta Ortells (Jornada APTIC sobre blogs)

domingo, 18 de marzo de 2012

Una intérprete en Salamanca (parte I)

A finales de 2011 publiqué una lista con cosas que quería hacer durante el 2012 y uno de los propósitos era viajar e interpretar. El blog se centra en los proyectos en los que trabajo en Madrid pero ocasionalmente me ofrecen la posibilidad de trabajar en otras ciudades y es muy interesante ver cabinas nuevas y compartir micrófono con otros compañeros de profesión.

Esta semana he regresado a mis orígenes. Lo sé, ir a Salamanca no es que se pueda considerar un viaje de largo recorrido, pero ha sido la primera vez que trabajaba como intérprete en mi ciudad y me ha hecho mucha ilusión.

Ha sido un proyecto fantástico que me ha motivado mucho para seguir trabajando, mejorando y compartiendo anécdotas en el blog.

¿Por qué ha sido un proyecto especial?

- Primero por el compañero de cabina: Javier Mallo. Es un intérprete estupendo, un compañero muy paciente y además es divertido. Si no le conocéis o no le seguís en Twitter (@javmallo), no perdáis más tiempo. Cada día publica sus "inquietudes poliglúteas" y, con un poco de suerte, algún día las recopilará y publicará un libro que será de obligada lectura.

- Por Salamanca. No suelo ir demasiado por mil motivos pero esta interpretación era la excusa perfecta para pasear por mi ciudad, comer raquetas de crema antes de entrar en cabina y salir de pinchos con gente muy interesante en los #tratuicharros



- Por el tema de la conferencia. Ya había interpretado al profesor Robert Schalock en Madrid hace algunos años y le recordaba perfectamente porque es uno de esos ponentes con los que da gusto trabajar. Es amable, tiene en cuenta a sus intérpretes, sabe trabajar con ellos y su discurso es interesante, coherente, bien estructurado. Vamos, es uno de los ponentes de mi lista de 10 personas a las que no me importaría interpretar de nuevo. Esta vez ha sido exactamente igual de encantador. En cuanto vio a Javier Mallo le saludó con cariño porque ha sido su intérprete en múltiples ocasiones. Quizás esto no os parezca raro pero no es tan común que los ponentes se acuerden de sus intérpretes y se alegren de volver a verles.

- Por las cabinas. Tenía muchas ganas de trabajar en cabinas fuera de Madrid, es uno de los propósitos del año y he empezado con buen pie. La conferencia tuvo lugar en la sala mayor de Fonseca y por supuesto, no he podido resistir la tentación de hacer fotos a la cabina:

1. El vestíbulo junto a la sala antes de que empezase la primera ponencia 
(la puntualidad crónica del intérprete)



2. El interior de la cabina. Amplia, cómoda, con una buena mesa y las paredes forradas con paneles de corcho pintado en negro, en lugar de ese forro aterciopelado (peludo) que tienen muchas cabinas portátiles y que tiende a dar calor.


3. El único punto que se podría mejorar es el tema de visibilidad de la pantalla desde la cabina. No es problemático porque generalmente seguimos las presentaciones desde nuestros portátiles pero en alguna ocasión nos ha tocado agacharnos para ver la pantalla (si no te agachas, solo ves la mitad inferior)



4. Los post-it (pósit) viajaron a Salamanca


5. Y compartieron cabina con la taza de @meowtrad de @javmallo y mis mini-croissant (siempre recomiendo llevar algo dulce a cabina)


Lo mejor de toda la experiencia ha sido la oportunidad de trabajar en sala con intérpretes de lengua de signos. Una pareja de intérpretes ha trabajado en todas las ponencias, me ha impresionado mucho su trabajo.  

jueves, 1 de marzo de 2012

Cuidado con la intérprete...muerde

Esta entrada no es más que un breve apunte informal para contar algunas anecdotas de cabina y animar a otros compañeros del mundo de la interpretación a compartir algunos de esos momentos curiosos que pasan una vez que cruzas la puerta de la cabina y entras en una dimensión en la que la ley de Murphy es de cumplimiento obligatorio.

Mitos y realidades de la cabina portátil:

- Las cabinas en la gran mayoría de los congresos y reuniones en Madrid no se parecen ni en pintura a las de las Naciones Unidas o la UE. No son nada fashion y tienen un maravilloso enmoquetado interior para su insonorización que no cumple del todo su función pero que conserva los olores como nada en este mundo.
Mientras trabajas no eres consciente de estar en una sauna pero cuando sales a estirar las piernas notas el cambio de temperatura y cuando regresas, te da la bienvenida un calor con fundamento.

- Da igual el tamaño de la sala, si hay una columna, la cabina se colocará de tal modo que lo único que pueda ver el intérprete será dicha columna. Está todo fríamente calculado, porque así tendrás la oportunidad de explicar un poco tu profesión al encargado de turno, con el objetivo de convencerle para que mueva la cabina antes de que empiece el evento.
En una interpretación, fue imposible mover la cabina, de modo que conseguimos que cambiasen de sitio el atril de los ponentes, para poder verles la cara. La columna era enorme.

-Las cabinas portátiles fueron diseñadas por un espartano. No tienen ganchos para colgar el abrigo o el bolso. Así que vale la pena tenerlo en cuenta si una está pensando en llevarse ese abrigo blanco tan mono a la conferencia. Yo llevo siempre un bolso que sobrevive a más de ocho horas en el suelo sin perder la sonrisa. El espacio vital en su interior es mínimo, por lo que no es recomendable ir con tres diccionario, el portátil, dos botellas de agua, tres cuadernos, un pack de folios, la merienda y medio kilo de kiwis para el descanso.

-A veces, no vendría mal recordar al público asistente que las cabinas portátiles no están pensadas para determinadas actividades:
* No es el sitio que la organización ha habilitado para los fumadores compulsivos (basado en casos reales)
* No es el lugar en el que la gente puede dejar las maletas y trolleys (solo pasó una vez)
* Sí que molesta si deciden esconderse detrás de la cabina para hablar por el móvil, especialmente si la conversación es aburrida y a voz en grito.
*No es un sitio en el que uno se pueda apoyar. Nos ponen cristales por algo, para que veamos la sala (al menos la parte que no queda oculta tras la columna). Por eso, la gente que pasa delante nuestro continuamente nos desconcentra un poco, pero lo malo es cuando un asistente se queda de pie justo delante del cristal o ventana de la cabina y nos tapa la "vista" o cuando ya pasa al siguiente nivel y se apoya en la cabina. No es por ser alarmista, porque las cabinas portátiles no se caen con facilidad pero tampoco es cuestión de ayudar (a mi se me cayó una encima).
En mi última interpretación teníamos a dos apoyados a cada lado de la cabina, a una chica que paseaba sin cesar y a otro que la perseguía. Llegó la cosa a tal extremo que nos planteamos seriamente pegar este cartel en el cristal:



En general, las cabinas son esos pequeños espacios en los que todo es posible, cada intérprete debe tener mil historias y me encantaría leerlas en los comentarios o en los blogs de otros compañeros.

¿Por qué no dedicar el mes de marzo a las historias de cabinas?