viernes, 28 de octubre de 2011

¿A qué no sabíais que soy versátil?


Versatile blogger award (o Premio a la «bloguera» versátil)


Este es el maravilloso premio que me ha concedido Curri la autora del blog Localización y Testeo con Curri 
y me ha sorprendido y, por supuesto, me ha parecido un detalle precioso. Pero esta mención no es meramente eso, incluye una serie de normas que hay que cumplir y si me lo permitís voy a proceder a hacerlo en esta entrada.



Estas son las reglas oficiales del premio:
1. Agradécele al que te ha premiado y añade un enlace a su perfil o bitácora en tu entrada. 
2. Comparte siete cosas sobre ti.
3. Pásale el premio a 15 bitácoras que hayas descubierto recientemente y que disfrutes leyendo.
4. Contacta a los bitacoreros que hayas escogido para que sepan que les has dado el premio.

Bueno pues vamos a pasar al primer punto. Curri ha sido toda una sorpresa, muchas gracias por incluir mi blog en la lista y sobre todo por leerlo y dedicarle tiempo (que sé que de eso nunca tenemos suficiente)

Segunda regla. Esta es más difícil, ¿qué puedo contar que no haya dicho ya mil veces?

Siete cosas que puede que no sepas sobre mí:

1. Cuando era pequeña trasladaron a mi familia a Lima varios años y luego a Caracas, quizás por eso no llevo nada bien el frío (podría hibernar hasta primavera).
2. Nunca uso tacones. Aunque al ver las fotos en las que estoy interpretando y parezco un hobbit con cuaderno me entran ganas de aprender a usarlos.
3. No tengo nada de talento musical, no todos los intérpretes son buenos en música (Mi profesora de piano puede confirmar que es una leyenda urbana).
4. Mis autores favoritos son Joseph Conrad y Thomas Hardy pero puedo recitar Cumbres Borrascosas en dos idiomas (en la carrera tuve que leer la novela 5 veces)
5. Me encanta la danza, de pequeña soñaba con ser bailarina de ballet.
7. Si me regalasen ahora mismo un vuelo a cualquier parte me iría a Australia sin dudarlo.

Y la mejor parte es recomendar los blogs que me han encantado. Soy una recién llegada a la blogosfera, he de reconocer que casi todo lo que leo lo he descubierto en los últimos diez meses. Ha sido toda una experiencia y estoy muy contenta de haber iniciado esta aventura del blog. (El orden no indica nada más que el caos que es mi memoria después de una jornada de interpretación)

1. Bootheando. Bootheando.com. Lo sé, no es un blog nuevo pero insisto en que soy una recién llegada y aún así me parece un blog lleno de información útil, por eso quiero destacarlo. Me encanta, consulto mucho las entradas y lo recomiendo en clase.
2. Cosa de Dos Palabras. dospalabrastraduccionesespecializadas.wordpress.com. Es un blog sobre traducción e interpretación que descubrí gracias a la campaña de protesta por el cierre del máster de interpretación de Westminster. Me han gustado mucho las entradas sobre la normalización en el sector de la traducción.
3. In My Words. interpreter.blogs.se. El blog de una intérprete y profesora de interpretación sueca por lo que me interesa mucho lo que comenta. Quiero saber cómo trabajan en otros centros y países. 
5. The Interpreter Diaries. theinterpreterdiaries.com. El blog de Michelle, intérprete y profesora del máster de interpretación de La Laguna. Es ameno y está lleno de información sobre la interpretación y las clases que imparte. Me gustan sobre todo las entradas que se centran en su faceta como docente.
4. El blog del @IntJC. intjc.blogspot.com . La idea partió de Lionel Dersot. Este blog reune la información sobre las sesiones en las que los distintos intérpretes tratamos los temas que se sugieren. Es una iniciativa muy interesante que permite a profesionales, profesores y alumnos comentar el mercado, nuestros expectativas con respecto al futuro y los retos a los que nos enfrentamos. Os animo a uniros.
6. The Liaison Interpreter. japaninterpreter.blogspot.com. Este es el blog personal de Lionel, en el que se presenta como el intérprete gaijin de consecutiva. Cuenta su experiencia trabajando como intérprete en Tokio.
7. Localización y testeo con Curri. localiza-me.blogspot.com. No incluyo este blog solo porque me haya dado esta mención, aparte de eso (que se agradece), es en parte culpa suya y del blog de Pablo Muñoz que ahora sienta tanta curiosidad por la localización y la traducción de videojuegos.
8. Algo más que traducir. algomasquetraducir.com. Pasa lo mismo que con Bootheando, que es un blog conocido por todos pero Pablo y su blog han sido un descubrimiento reciente para servidora. Por su culpa quiero traducir videojuegos y no podré volver a ver Bola de Dragón.
9. El carpintero traductor.rafaelcarpinterotraductor.wordpress.com. Creo que ya tiene otro premio versátil pero es que es un blog que me encanta, su entrada sobre el modo incorrecto de traducir novelas me ha llegado al alma. Tenéis que leer este blog si alguna vez os habéis planteado traducir una novela al klingon.
10. Los viajes de Julliver. juliacgs.blogspot.com. No todo es interpretación y localización en esta vida. Julia nos cuenta lo pasa por la cabeza de una traductora y devoradora de libros en Madrid. Habla de comics, películas, libros y proyectos de traducción. Además le gusta Jane Austen (¿qué más podemos pedir?)
11. María Cristina De La Vega Musings. mariacristinadelavegamusings.wordpress.com. Aunque ya conocía a María Cristina a través de este blog, ha sido gracias a las sesiones del #IntJC que he podido darme cuenta de lo mucho que sabe del sector. Es un placer leer sus entradas y sus opiniones en Twitter. Si queréis saber más sobre el trabajo de los intérpretes en Florida tenéis que visitar este blog.
12. On translations and words. ontranslationandwords.blogspot.com. Descubrí este blog hace unas semanas a través de la lista de recomendaciones de María Cristina y me llamó la atención porque el autor habla de traducción y del aprendizaje de idiomas (y del Hindi).
13. El Blog de AVINC. elblogdeavinc.blogspot.com. El blog de la Asociación venezolana de intérpretes de conferencia no podía faltar. Otro reciente descubrimiento gracias a las sesiones del #IntJC. Venezuela fue el lugar donde me enamoré de los idiomas, le debo mucho al país y me está gustando mucho lo que leo en el blog y en Twitter.
14. Rainy London Translations. rainylondontranslations.posterous.com. No podía faltar. La autora es intérprete y traductora, pero además es una italiana que vive en Londres. La combinación perfecta. Me encantan sus entradas sobre las cabinas en imágenes, sobre qué debe llevar una intérprete en el bolso para ir a trabajar y gran idea lo de las postales navideñas corporativas. Muy recomendable.
15. The life overseas. Language and beyond. thelifeoverseas.blogspot.com. Este blog acaba de nacer pero su autora acaba de terminar Traducción e Interpretación y se ha ido a ver mundo al Midwest en Estados Unidos. Así que todo lo que nos pueda contar va a ser muy interesante. Aún no es realmente versátil pero promete mucho.


jueves, 27 de octubre de 2011

Comer o no comer y dónde: esa sí que es la cuestión

Uno de los temas habituales cuando hablo con otros compañeros de profesión es el de la comidas. En la mayor parte de los proyectos no es que esto tenga mucho misterio. Si te contratan para media jornada, independientemente de si el evento termina a la una o las tres, lo que haces es esperar al final y luego te vas a casa a comer.
En las jornadas completas tienes dos opciones. La primera es generalmente la más cómoda (no por ella la más económica), que básicamente es aprovechar las dos horas (al final siempre es hora y media) del descanso y buscar un sitio que sirva comidas rápido y por buen precio. Además, como autónomo puedes pedir la factura de la comida (no el ticket, al parecer hay que pedir una factura) y así podrás desgravar el coste de esa comida. La segunda opción es más rentable en términos de gastos de comida pero francamente mucho menos recomendable. A menudo el cliente tiene la deferencia de contar con los intérpretes para la comida. Ya ha encargado al hotel o al restaurante que pongan dos o tres cubiertos más (a veces también incluyen al técnico de sonido). En un primer momento uno piensa que es un detalle y que bueno, a nadie le amarga un dulce. Pero hay que meditar esta opción. Vamos a ver los pros y los contras:

A favor de la segunda opción:
- Ahorras tiempo y dinero. No tienes que ir a buscar un restaurante, tampoco tienes que pagar la comida.
- Sabes cuánto tiempo te queda antes de que los ponentes estén listos para seguir. Si la comida se retrasa y los ponentes deciden tomarse las cosas con calma, tú estás a su lado y sabes perfectamente a qué hora van a retomar la conferencia.
- En ocasiones comes en sitios preciosos y cosas que están muy ricas.
- Es un detalle por parte del cliente y quizás se ofenda si no vamos a comer ahí.
- Algunas conferencias se celebran en lugares perdidos de la mano del señor. En esas zonas donde encontrar un Vips o un bar de bocatas es más o menos tan difícil como que te toque la lotería o que te llame George Clooney para salir a tomar algo.

En contra de la segunda opción:
- A veces la invitación tiene truco, porque en realidad lo que quieren es tener al intérprete en la mesa para poder conversar con uno de los ponentes extranjeros. Si ese es el caso, va a dar un poco lo mismo lo que nos sirvan porque no vamos a poder probar bocado. (Hablar con la boca llena está feo, imaginad interpretar mientras comes sopa o un buen filete).
- En otras ocasiones sí que es un invitación "sin truco" pero si te sientan en la mesa con el resto de los ponentes no puedes desconectar. Sigues trabajando aunque no interpretes. Si la jornada es larga esto puede ser algo negativo, porque el cerebro no descansa hasta que no llegas a casa. Parece una tontería pero es algo a tener en cuenta.

La tercera opción: el intérprete no come.
Mi compañero Iván siempre menciona la entrada de Bootheando sobre el tema de las comidas cuando hablamos de esto, os dejo aquí el enlace, es muy interesante y recomiendo su lectura: El intérprete y las comidas.

Yo suelo llevar un kit de supervivencia para todos los posibles casos a los que me pueda enfrentar. El kit incluye siempre algo de chocolate, caramelos, chicles, algo para picar (mini-croissants o barritas), cepillo de dientes, gel para limpiar las manos, agua y pañuelos de papel. De ese modo si veo que la cosa se complica, puedo aprovechar un descanso y comer algo antes de seguir trabajando.
Es verdad que si nos piden que trabajemos durante la comida, es decir, si nos lo solicitan directamente (y antes de la propia comida), lo normal es que no participemos en la mesa como comensales. Nos limitaremos a hacer nuestro trabajo y ya nos ocuparemos de comer antes o después.
El pasado fin de semana me pidieron trabajar durante la comida, ya sabía de antemano lo que debía hacer y en el descanso me compré un bocata de tortilla. Al iniciarse la comida yo coloqué mi silla tal y como manda el protocolo y luego el propio ponente me pidió que me pusiera con la silla justo detrás suyo. Os dejo un dibujo casero para que se vea mas claro.



El número 1 era uno de los organizadores que necesitaba interpretación, el número 2 era el ponente extranjero y el número 3 se defendía en inglés pero de vez en cuando planteaba dudas de vocabulario. La "I" lógicamente era servidora. 


La dinámica funcionó bien, aunque los camareros tuvieron que hacer malabarismos por mi culpa. Sin embargo, al ponente le incomodaba mucho que yo no comiera, tuve que asegurarle varias veces que ya había comido y finalmente, a petición suya, me sirvieron postre (delicioso). Lo mejor de todo, otro de los ponentes que se acercó entre plato y plato y me preguntó si estaba ahí esperando hablar con la estrella de la jornada. Le expliqué qué hacía yo ahí y aún así se marchó pensando que yo era una "stalker" un tanto vaga.


Y aparte de estas tres opciones, en los últimos meses me he enfrentado a nuevas variaciones de esta situación y por este motivo he decidido escribir esta entrada.

En un curso de interpretación la profesora dijo que los intérpretes siempre estamos delgados. Asumo que quería motivar a los alumnos, lo que no les explicó fue el motivo de esa "supuesta" delgadez. Las cosas como son, no todos estamos como Kate Moss, cada uno es un mundo. Pero si se extiende la cuarta opción de la que os voy a hablar es más que probable que esa frase empiece a ser una verdad.

La cuarta opción: el intérprete realmente no come.
Esto me ha pasado ya en algunas ocasiones este año. Se trata de interpretar en reuniones de negocios que se convocan a mediodía. No pasaría nada si dichas reuniones terminasen sobre las tres. Comes más tarde de lo habitual pero bueno, un día es un día. Sin embargo, me he enfrentado a casos en los que la interpretación arranca a las doce y termina sobre las cinco o seis de la tarde. Esto, sin descansos y sin comer. Comprendo que algunas de estas reuniones tienen como objetivo aprovechar el tiempo al máximo pero la calidad de la interpretación se resiente. No mantienes la misma concentración cuando tienes hambre (y te suenan las tripas).

Si tenéis anécdotas interesantes o variaciones de estas opciones, ya sabéis que la sección de comentarios y respuestas está pensada para que aportéis vuestras experiencias.


domingo, 23 de octubre de 2011

Desayunando con un príncipe en el Palace

El título de esta entrada os puede llevar a pensar varias cosas, como que por ejemplo me he dado un atracón de películas de la Disney y finalmente he perdido el norte como Don Quijote. Pero no tiene nada que ver con eso. Ayer tuve la enorme suerte de trabajar como intérprete de enlace durante las entrevistas con la prensa que mantuvo uno de los galardonados con el premio Príncipe de Asturias.

Arranqué la mañana en el hotel Palace, porque era donde me citaron, pero olvidé preguntar los detalles prácticos. Me centré en preguntar la temática, pedir el programa de la jornada, etc. pero cuando llegué a la recepción me dí cuenta de que no sabía qué era lo que debía contarle al conserje para que me guiase hasta el lugar donde me esperaban. En principio sabía que iba a trabajar con la prensa, que quería entrevistar a uno de los ponentes del seminario sobre niños con altas capacidades que se iba a celebrar en la Universidad Camilo José Cela en Madrid. Yo había asumido que el ponente en cuestión sería el profesor Howard Gardner, dado que el día anterior había recibido en Oviedo el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Así que ni corta ni perezosa me acerqué al conserje y le pregunté por la sala para la entrevista del señor Gardner. Ni siquiera pestañeó, me dijo que no tenía constancia de eso. Me lancé y le pregunté. ¿el señor Gardner se hospeda aquí? (Lógicamente no me podía facilitar esa información). Así que me senté a esperar, pensando que la próxima vez iba a preguntar todos estos datos que son tan útiles y a los que debo prestar más atención.

Finalmente un empleado del hotel me indicó donde se iba a realizar la entrevista y me acompañó a un salón privado, el salón Hemingway. Nunca había trabajado en uno de estos salones con sofás verde botella y me quedé impresionada. La periodista que acudió me confesó más adelante que por fín entendía lo que querían decir con eso de alfombras mullidas (se te hunden los pies en la alfombra de la recepción). 

No iba yo desencaminada porque el entrevistado sí que era Howard Gardner y he de decir que es un hombre increíble y fue un placer trabajar con él toda la jornada. A pesar del cansancio después de la ceremonia en Oviedo, atendió a la prensa y sus respuestas me parecieron tan interesantes que he decidido comprar su libro sobre las inteligencias múltiples. Últimamente se ha hablado mucho sobre el perfil del intérprete y sería curioso ver qué opinan los estudiosos de las inteligencias múltiples sobre nuestras capacidades.

Luego acompañé al señor Gardner al campus de la universidad donde iba a participar en la ceremonia de investidura de doctores Honoris Causa. Nunca había estado en una investidura y es todo un ritual lleno de formulas específicas. Yo era únicamente la intérprete de enlace para la prensa pero mis compañeros Iván y Estela trabajaron en la cabina. 

Os dejo aquí una foto de la cabina de simultánea. Como veis es el modelo portátil, la versión aireada porque la puerta solo se cerraba si le ponían una caja detrás. 

Howard Gardner estuvo hablando mucho sobre la necesidad de usar los medios digitales y la nueva tecnología en las aulas para preparar a los alumnos para el siglo XXI. Desde luego el mundo cambia y a toda velocidad. Antes en las entrevistas para medios de prensa escrita yo hacía consecutiva pero ahora el tiempo es oro y suelen pasarme la grabadora y me coloco en un rincón desde donde puedo escuchar todo sin molestar y básicamente hago una especie de susurro a la grabadora (simultánea sin cabina). Es un poco más cansado pero realmente agiliza el trabajo. Otro punto que demuestra que ya no vivimos en el siglo XX es que es cada vez más frecuente trabajar en conferencias que se emiten en streaming, esta por ejemplo se podía ver integra en internet y por supuesto, a través de Twitter, Facebook y varios blogs.

Para terminar, este buen hombre no ha venido del futuro a matar a Sara Connor pero impresiona igualmente. Hay que tener fuerza para cargar con tanto chisme.



jueves, 20 de octubre de 2011

I ♥ interpreting

Hay días de esos en los que te planteas cambiar de rumbo, dejarlo todo y poner un puesto de churros en la plaza mayor de Salamanca (me forraba) y otros en los que al terminar una serie de interpretaciones miras el calendario al llegar a casa y ves que aún te quedan varias por hacer y que hay dos de ellas que te apetece mucho hacerlas, no por lo que te vayan a pagar (aunque ayuda), sino porque el tema te gusta y el sitio donde vas a trabajar es interesante.
Luego he visto en el Twitter una foto que ha colgado una chica, era el botón encendido del escritorio o pupitre del intérprete. Junto a la foto ha escrito: Me encanta interpretar. Y lo he entendido, compartido y me han entrado ganas de vivir en una de esas películas en las que la música sube, aparece gente guapa con trajes de colores chillones de debajo de los cojines y la pila de ropa por doblar y te cantan las maravillas de la profesión a ritmo de canción del verano.

No es necesario cantar (desafinar en mi caso) para demostrar afecto y yo quiero dedicar una entrada a las cosas que hacen que me guste la interpretación, porque señoras y señores, no hay vuelta atrás: I ♥ interpreting

- Por la comunicación (me siento útil al ayudar a la gente a comunicarse)
- Por las cabinas portátiles con moqueta en las paredes cuyas puertas son trampas mortales.
- Por las cabinas del Caixa Forum, del Reina Sofia, del Palacio de Congresos, entre otras.
- Por las risas con los compañeros en los descansos y a veces durante alguna ponencia surrealista.
- Por poder entrar allí donde nunca me dejarían pasar si no fuera la intérprete.
- Por las tarifas que nos aplican (no hay que negarlo).
- Porque interpretar es como llevar a tu cerebro al gimnasio para neuronas, es cansado pero vale la pena.
- Porque he podido interpretar a personas que me han emocionado.
- Porque me siento genial cuando llegó a un hotel y saltó: soy la intérprete (aunque todos busquen con la mirada a Nicole)
- Porque es un trabajo del que me siento orgullosa.
- Por los desayunos en los hoteles y salas de reuniones (algunos han sido increíbles)
- Por los ponentes buenos (aprendo mucho)
- Por los ponentes malos (también aprendo)
- Por las anécdotas.
- Por los técnicos de sonido (son un encanto)
- Por los compañeros de cabina (lo mejor sin duda)
- Por esas excursiones cuando vas a interpretar a otra ciudad (Ej: los hoteles con vestidos de novia fantasma)
- Porque engancha, si lo pruebas no puedes vivir sin interpretar.
- Por trabajar de nuevo con Myriam, María y Vanessa (son geniales)
- Porque quiero interpretar la gala de los Oscar en el Plus y trabajar en la feria del comic de Barcelona.
- Por la consecutiva (y los cuadernos de notas)
- Por los bolsillos porta-micrófonos.

¿Por qué os gusta la interpretación? No seáis timidos/as, es hora de decirlo en voz alta, nos gusta. Si queréis dejar vuestros motivos en los comentarios o si tenéis la necesidad de redactar vuestra propia carta de amor en vuestro blog enviadme el link para incluirlo en la entrada.
Si no os gusta, quizás esto os anime a darle una segunda oportunidad.

jueves, 13 de octubre de 2011

Por esos maravillosos profesores

Inicio de curso y no he podido evitar acordarme de aquellos profesores que marcaron las decisiones que me han llevado hasta donde estoy (al menos por ahora). Todos nos acordamos de los profesores horribles que hemos tenido, de aquellos que no sabían ni de qué iba la materia y de los que aparecían en clase con mallas rosas neón porque venían de clase de aerobic (y era un profesor). Pero a veces lo que más me gusta cuando me reúno con antigos compañeros de clase es recordar a aquellos que me convencieron de que esto de la traducción y la interpretación era lo mío.

¿No tenéis a nadie en mente? Yo sí.

1. Traducción: me licencié en filología inglesa en la UCM hace mil años. Matusalén puede dar fe de ello. De la profesora que más y mejor me acuerdo es de Ana Antón Pacheco y sé que no soy la única. Sus clases de literatura eran increíbles, se ganó mi admiración total el día que nos explicó Moby Dick con ejemplos de Expediente X. Consiguió que me leyera el libro y que atormentase a mi mejor amiga con la serie (aún no se ha recuperado).
Esta profesora además es traductora y no precisamente de novelas fáciles de entender o de transferir a otro idioma. Recuerdo la clase en la que nos contó que había traducido El ruido y la furia de Faulkner y oficialmente se convirtió en mi heroína.


2. Interpretación: cuando terminé el máster de traducción sabía que no quería entrar en una cabina en mi vida. No tenía dudas al respecto. Yo no había nacido para interpretar. Pero una amiga me animó a hacer un curso de interpretación para quitarme el mal sabor de boca. Acepté y mi profesor, el señor Sampere, me enseñó con infinita calma y paciencia. Un día me dijo muy serio: ¿sabes que eres buena? Ya es hora de que te lo creas. Me mando de prácticas a la embajada holandesa y descubrí mi amor por la consecutiva.
¿Qué habría sido de mi vida sin esa clase? Seguramente no habría ido por ahí como una loca con un bolígrafo, un cuaderno de tapas duras y un micrófono en el bolsillo. Todo lo que me habría perdido.
Además me dio un consejo que me sirvió de mucho, me dijo que estudiase húngaro, lo hice (un año) y me contrataron para el primer trabajo profesional como intérprete precisamente porque estaba estudiando húngaro.

No es posible dar clases magistrales todos los días, los profesores son seres humanos, se cansan y pillan catarros como todos los demás. Pero ahora que he estado al otro lado sé que les debo mucho y que me ayudaron a encontrar un camino que me encanta y del que me queda mucho por recorrer.
Yo sigo aprendiendo de mis alumnos, de los que tengo ahora y de aquellos que he vuelto a ver después del curso.

domingo, 9 de octubre de 2011

¿Ahora vas de bloguera?

Esta semana he tenido la oportunidad de trabajar en la sala de prensa del Global Education Forum, el GEF 2011, en el que han participado grandes ponentes y que ha sido una de las jornadas más interesantes en las que he trabajado últimamente. Como se ha tratado de un evento tan multitudinario, en la cabina tenían a dos grandes de la interpretación en Madrid, a Iván y a Estela. A mi me dejaron en la sala de prensa para trabajar con los medios durante las entrevistas a los distintos ponentes. Por supuesto, hasta que terminó el primer ponente me pude quedar en la sala de prensa escuchando y aprendiendo un poco más sobre cómo se organiza un evento de estas características.
Los intérpretes siempre llegamos con mucha antelación, lo que nos permite cotillear entre bastidores. Me encanta cuando están colocando las pesas en la grúa para que la cámara de la sala esté justo a la altura necesaria para obtener la imagen correcta sin que los asistentes se lleven unos cuantos chichones de recuerdo.
Otra de las cosas que me llamó la atención (y que es lo que explica el título de esta entrada), fue la presencia de blogueros en la sala de prensa. Lo sé, soy consciente de que esto ya no es noticia, pero me encanta. Todos hemos leído que los blogueros son invitados a los pases de películas, a los desfiles de la semana de la moda de Milán y París, pero su presencia en distintos tipos de ferias y reuniones aumenta cada vez más. La figura del bloguero profesional va cambiando a medida que se exige más calidad y que los blogs cuentan con más lectores.
Yo solo soy bloguera aficionada de un blog informal pero mientras estaba en la sala de prensa me llené de orgullo porque las blogueras llegaron las primeras, se sentaron con sus portátiles, móviles y demás aparatos y se pusieron manos a la obra sin pestañear.
Cuando empezó la conferencia, el presentador lo primero que hizo fue explicar que se podía comentar y seguir el evento desde Twitter y Facebook, que había varios blogs participando y que todos estaban invitados a dar su opinión y a compartir la información. En el descanso de la comida, una de las chicas que asistía se puso a escribir en su ordenador y un compañero vino por detrás y le preguntó: "¿Ahora vas de bloguera?"
Claro que sí, ella le ignoró y siguió escribiendo porque aunque no fuera un comentario profesional, era su punto de vista y quería compartirlo.
Cada vez hay más conferencias y eventos que se han dado cuenta de la importancia del blog para transmitir información, lo vemos en la moda, cosmética, las nuevas tecnologías, el cine, etc. De hecho, si tenéis dudas, podéis pinchar en la Fundéu, que ha publicado las recomendaciones de uso de "bloguero" o "blog", que son términos que ya han sido aceptados.

Hace más de un año que nació este blog y por el momento me ha aportado muchas cosas positivas, he podido conocer a gente muy interesante, me han contactado personas de diferentes países y he aprendido mucho sobre la blogosfera.
De hecho, hace poco una de las directoras de proyectos de una agencia con la que trabajo desde hace unos años me llamó para concretar unas fechas y mientras estábamos hablando me preguntó si tenía un blog. Había leído el blog y mientras hablaba conmigo se acordó de que yo era la autora. Fue toda una sorpresa y de las positivas.

Si os interesan los blogs de traducción, APTIC va a organizar una mesa redonda sobre blogs especializados en noviembre, consultad en su página web los detalles (APTIC). A mi me interesa mucho y si nada de fuerza mayor lo impide, prometo hacer de bloguera del evento.